Por favor, no le pidan besos a mis hijos.

Al hilo de lo que hablábamos ayer en la clase acerca de la Educación Emocional recordé este articulo que leí hace un par de días y me resulto curioso, a veces se nos olvida como los niños son personas o “casi personas”, es decir que se están formando como personas y todo aquello que reciben cuando son pequeños les influirá en su vida futura. Parece que en este sentido cuando hablamos de conceptos todo el mundo lo tiene claro, pero cuando hablamos de la parte emocional a veces se nos olvida.

Hace poco llevé a mi hija de 3 años a cortarse el pelo. Cuando llegó su turno para lavarle el pelo, una señora muy “refinada” que acababa de llegar le insistió a la asistente de la peluquería, que la dejara pasar primero. Cuando ella se negó, la señora refinada pero muy mal educada, le dijo: “pero sí es solo una niña”. Por supuesto, como se trataba de mi hija, yo intervine: “que sea una niña, ¿acaso la hace menos importante?”. La señora no supo que responder.

A la salida del salón de belleza, llevé a mi niña a su librería preferida. En el camino, nos encontramos con una amiga que iba con un grupo de amigas, todas desconocidas para mi. Al saludarnos, mi amiga nos presentó a sus amigas y una de ellas, muy decidida, cogió la mano de mi hija y le dijo como dándole una orden: “¿Me das un beso?”. Mi amiga, al notar que mi hija no quería, también la quiso obligar con “sí, ¡dale un beso!”. Entonces yo intervine: “Lo siento, pero ella no le da besos a personas que no conoce”. Mi hija estaba abrazada a mi y a pesar de que es muy sociable, estaba con la cara recostada contra mi pecho, escondiéndose.

Todas las amigas de mi amiga abrieron los ojos redondos de asombro. La conversación terminó ahí y yo me fui con la sensación, de que tal como a la señora “refinada” de la peluquería, a la amiga de mi amiga, le habrá parecido que pedirle un beso a alguien por ser “solo una niña” es algo permitido.

Pensando en los incidentes de ese día decidí que no me caen bien los adultos que se refieren de forma condescendiente a los niños. Tampoco los que creen que los niños les tienen que hacer caso por el hecho de ser adultos. Y me caen mucho peor esos adultos que se creen con derecho a pedirles que hagan cosas que van en contra de sus deseos y sus afectos. Ese día tuve una conversación con mi chiquita y le dije que está MUY BIENque ella decida a quién quiere darle besos y a quién no, y le recalqué que NADIE puede obligarla a hacerlo.

No encuentro nada de malo en que mi hija no quiera darle un beso a sus tías y tíos, a sus abuelos o a mi mejor amiga, si es que en ese momento no le nace.  Tampoco se lo exijo para mí. Más bien, si tengo ganas de mimarla y la veo que no está muy de ánimo, le pregunto: ¿puedo darte un beso? o espero a que lo haga de forma espontánea, en la mejilla, en la frente, o en la boca (ella sólo da besos en la boca a mamá y papá).  Creo que poner el poder de decisión en ella es mucho más razonable que obligarla a dármelo porque soy su mamá. Besar no debe ser, bajo ninguna circunstancia, una obligación.

Se imaginan que ustedes fueran por la calle y un extraño por verlas lindas, les dijera: “¿Me das un beso?” les aseguro que saldrían corriendo despavoridas a menos que se tratara de George Clooney. Entonces vuelvo a lo mismo: me caen mal los adultos que creen que tienen algún poder sobre el cuerpo de otro ser humano y mucho más, si se trata de un niño.

¿Por qué yo no obligo a mis hijos a dar besos?

  • Primero que todo, por respeto. Mis hijos son dueños de su cuerpo y de sus sentimientos. Ellos son los que deben decidir cómo demostrar su afecto. Además, hay niños más expresivos que otros y siempre se debe tener en cuenta que cada uno es un mundo.
  • Porque para ellos, un beso es una demostración de afecto real. A diferencia de los adultos que lo hacen por cortesía, para los niños, un beso es algo íntimo e importante.
  • Porque a mi no me gustaría que me obligaran a hacerlo. Así de simple.
  • Por su seguridad: estudios han demostrado que los niños a quienes se les obliga a abrazar y besar en contra de su voluntad, son más vulnerables a sufrir abuso sexual porque no han aprendido a decirle NO al contacto físico indeseado con un adulto. (haz clic para leer el artículo relacionado)

Así que si lees esto y conoces a mis hijos, por favor, nunca les pidas un beso. Ellos te lo darán si les nace hacerlo. Gracias.

(PD: yo tampoco le pido besos a otros niños porque no los quiero poner en esa situación de decirme que no y no quiero que sus papás los obliguen por quedar bien conmigo).

Los besos correspondidos son mejores .

http://espanol.babycenter.com/blog/mamas/por-favor-no-le-pidan-besos-a-mis-hijos/

Ana Hanssen

publicado: 27 febrero, 2015, 07:30

Anuncios

5 comentarios en “Por favor, no le pidan besos a mis hijos.

  1. Totalmente de acuerdo con el artículo; siempre se obliga a los más peques a dar besos a gente que puede que ni siquiera conozcan, algo con lo que ni muchos adultos se sienten cómodos aunque sea una costumbre social aquí dar dos besos a quien acabas de conocer.
    No hay que olvidar que todos nacemos con un temperamento y forjamos un carácter y una personalidad a lo largo de nuestro crecimiento, por lo que habrá niños más o menos cariñosos, más o menos extrovertidos, niños que se sientan cómodos demostrando su afecto y niños que no tengan interés en hacerlo, igual que nos pasa a nosotros.

    Me gusta

  2. “¿Me das un beso?” No es lo mismo que “Dame un beso”. Es una pregunta que deja a la persona a la que va dirigida, sea niño, adolescente o adulto, tomar la decisión que desee. Por supuesto, si la respuesta es no, no hay que insistir ni tomarlo como una ofensa.

    Me gusta

    1. Me parece muy interesante tu reflexión Marta, pero hay que tener en cuenta que a veces los niños no lo interpretan como un adulto y pueden verse forzados a hacerlo aún sin quererlo. Pero está claro que no es lo mismo preguntar que imponer la diferencia es considerable.

      Me gusta

  3. Importantísima tu reflexión, son personas claro que sí y tienen todos los derechos. Respecto al tema del beso conozco un libro “Ni un besito a la fuerza” y en este enlace lo podéis ver en una buena lectura simultánea

    Todas las familias y Escuelas deberían trabajarlo, tu hija tiene mucha suerte.

    Es un tema importante muy relacionado con los abusos a menores y violencia de género, temas siempre transversales en educación.

    Me gusta

  4. Llevo dos semanas desde que lo leí para dejar un comentario. Por fin puedo sentarme a escribirlo.
    En general, los padres recibimos (en nuestro entorno) bastante información como esta y estamos bastante concienciados de que hay que educar a nuestros hijos para que sean dueños exclusivos de su cuerpo, y en el mismo saco, de sus besos. Pero es algo con lo que no hay que para de trabajar.
    A mí me gustaría hacer extensiva la reflexión a las relaciones entre adultos. Muchas veces cuando me presentan a una mujer en el entorno profesional no sabemos si darnos la mano, o un par de besos. Cuando escribo un email o whatsapp a veces pongo “un abrazo” cuando sé que en la realidad no se lo daría, incluso “besos”. ¿O sí?.
    Sé que por ahí fuera choca mucho la efusividad de nuestro país. Sobre todo en las relaciones profesionales, donde algunos ven cínico un saludo afectivo donde no hay ninguna relación personal entre los “saludosos”.
    Seguramente tienen razón, pero yo prefiero pasarme que no llegar.
    Este enlace es divertido, ya que cuenta los tipos de saludos que hay por el mundo, según las diferentes culturas.
    Os daréis cuenta de que estamos en un punto intermedio en España, ni el excesivo respeto de la cultura oriental, ni el meneo de penes y tetas de alguna tribu del norte de Malawi.

    http://www.blogodisea.com/saludos-besos-diferentes-partes-mundo.html

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s